La Alameda Mariano Escobedo está más fea y descuidada que nunca - 2021

La Alameda Mariano Escobedo está más fea y descuidada que nunca

Monterrey, 2 marzo 2020.- Tras los operativos y desalojos constantes que aplicó el Municipio durante el primer semestre del año pasado, los llamados “puesteros” volvieron a ganar terreno en el Centro de Monterrey, según investigación de Grupo Reforma.

Cientos de vendedores ambulantes retomaron calles y paseos, de donde habían sido removidos por inspectores de Comercio.

En junio del 2019, la Canaco reconoció una disminución de comerciantes informales en el primer cuadro regio, pero exigió al Alcalde Adrián de la Garza que retirara los mil 74 restantes.

Sin embargo, pasó lo contrario.

De acuerdo con un conteo realizado por el departamento de Opinión Pública de EL NORTE, actualmente hay mil 681 vendedores ambulantes en el Centro de la Ciudad.

Esto se refleja en calles como 5 y 15 de Mayo, Colegio Civil y Garibaldi, de donde fueron desalojados numerosos oferentes, y ahora vuelven a lucir saturadas de puestos.

En 5 y 15 de Mayo los ambulantes se apoderaron de parquímetros, y la mayoría ya están inservibles.

“Siempre que entro aquí ya sé que me voy a tardar mucho en salir, no puedes avanzar porque los puestos lo tienen todo invadido y bloqueado”, se quejó el taxista Rodolfo Cruz, al quedar atrapado entre los puestos y el tráfico de 15 de Mayo.

En Colegio Civil, donde cientos de puesteros fueron desalojados en el 2011, el tránsito vehicular resulta casi imposible en el tramo de Juan Ignacio Ramón y 5 de Mayo.

También por Garibaldi, en los mismos tramos, algunos comerciantes formales también se apropian de las banquetas y la calle.

En el primer cuadro los paseos también son tomados por los ambulantes.

La Alameda Mariano Escobedo parece un tianguis en su lado norte y la Macroplaza está invadida por cientos de puesteros.

A la altura de la explanada del Museo de Historia Mexicana, decenas de vendedores de hot dogs incluso instalaron mesas para sus clientes.

“No estoy en contra de que la gente busque una manera de ganarse la vida, pero en estos lugares debería haber una regulación para que no sean tantos los puesteros”, dijo Míriam Ávila.

Banquetas afuera de las estaciones del Metro también son bloqueadas por los oferentes informales.

Aunque se solicitó al Municipio de Monterrey el número de permisos de comercio informal vigentes, la información no fue proporcionada.

Al revisar la información de varios meses en el portal de transparencia regio se exhiben únicamente 200 comprobantes de pagos mensuales, y no todos son del primer cuadro.

Con información de Grupo Reforma.

Total
2
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts